A 50 años del golpe a Illia

“Soy lo que soy y nada más”

Considerado por muchos una tortuga, un presidente lento que no hizo nada, Arturo Illia es un ejemplo de lo que el poder de la comunicación puede hacer para modificar una imagen.

Illia llegó a la presidencia en 1963 en el marco de un país dividido en peronismo y antiperonismo, con la proscripción de Perón. Ganó las elecciones con un bajo porcentaje y un gran caudal de voto en blanco. La legitimidad de origen era baja, y eso es historia por todos conocida.

Sin embargo, no tan conocidas son las acciones de su gobierno y las verdaderas razones de la oposición. Illia llegó al poder con una Unión Civica Radical fracturada. Si se explora hacia adentro de su gabinete las líneas internas salen a la superficie. Esta fue una de las razones de la debilidad de su gobierno, que se sumaron al escaso caudal de votos.

A su vez el Doctor de Cruz del Eje enfrentaba dos polos opositores:

Por un lado, la oposición liberal-autoritaria, compuesta por la Sociedad Rural, las grandes empresas y los partidos conservadores.  ¿ Suena familiar, no ?.

Por otro, la oposición nacional-popular, es decir, la CGT, las 62 organizaciones, los partidos de izquierda y los sectores católicos.

A este panorama de oposición interna y externa se sumó duramente la prensa.Para colmo de males, Illia era reacio al asesoramiento en este aspecto. En una entrevista realizada al ex presidente en 1982, él se refiere al tema: “a mí no me vende nadie, el que quiere creer que soy una tortuga que crea que soy una tortuga, no me interesan estas cosas, “¡ soy lo que soy, y nada más!”.

Los por qués de la oposición

illiaDurante su gobierno, Illia se plantó ante fuertes polos de poder. En su política económica tomó un rumbo nacionalista, heredado de Avellaneda. Una de sus primeras medidas fue anular los contratos petroleros con las empresas trasnacionales que había tomado Frondizi.

El propio ex presidente narró las presiones desde la Embajada estadounidense y sus férreas negaciones. Y como el asesinato de Kennedy afectó lo que habría podido ser una buena relación con la potencia mundial.

“Los entregadores son la gente del país, los presidentes, los ministros y eso no ocurriría jamás si llegan al gobierno hombres que no tengan ninguna complicidad con este sentido de entrega”, expresaba.

Otra de las medidas que le trajo problemas fue su investigación sobre los medicamentos. Se descubrió que los laboratorios mentían sobre su contenido y que los precios estaban totalmente sobrevaluados. Mientras duraba la investigación, Illia congeló los precios de los medicamentos. Además, se descubrió que los laboratorios engañaban al fisco.

Por entonces Illia tenía que renegociar la deuda externa con el Club de París. Y sólo un país se negó. Era Suiza, que exigió se pare el tema de los medicamentos. Illia se opuso y Suiza debió aceptar la renegociación.

A estas medidas se sumaron retenciones al agro y la prórroga en los contratos de arrendamiento rural.

Y pese a que la situación económica era buena, con un 4% de desempleo, Illia fue volteado. Las oposiciones que enfrentó se unieron en bloque y el hombre de Cruz del Eje debió irse de la peor manera: con una imagen falsa y deteriorada de su gobierno, un gobierno que supo enfrentarse con valentía a las corporaciones de turno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s